Estudiante de ingeniería industrial se disparó en la boca, pero no murió

0
23

Bajo pronóstico reservado y en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Regional de Duitama permanece un joven que fue trasladado desde Sogamoso.

En hechos investigados por las autoridades, Iván Camilo Botero, de 27 años de edad, se disparó en la cabeza con el fin de darle fin a su vida.

De los hechos existen diferentes versiones conocidas por EXTRA, donde lo único cierto es que hasta la calle 19 número 10-37 de Sogamoso tuvo que llegar personal médico y de la Policía a atender al ciudadano y a realizar las primeras investigaciones.

Lo conocido

Una primera versión apunta a que Botero se encontraba con amigos departiendo licor cuando tomó la decisión de sacar el arma, ponerla en la boca y halar el gatillo.

La segunda señala que el estudiante de ingeniería industrial llegó a su residencia luego de asistir a la misa de seis meses de fallecido su padre y se disparó.

Lo que es claro es que fueron sus los acompañantes de Botero quienes quedaron estupefactos cuando vieron la escalofriante escena y de inmediato llamaron a las autoridades para pedir auxilio y una salvación. Al lugar de los hechos acudió personal médico para realizar el traslado al centro asistencial de ‘La Perla’.

Los motivos

La Policía que investiga el caso no ha podido dar con los motivos precisos que llevaron a Botero a cometer el acto, pero según conoció este medio, el padre de la víctima se suicidó unos meses atrás, por lo que las autoridades creen que esto fue lo que motivó al estudiante a hacerlo.